Nogales, Son.- Ante el incremento de las enfermedades propias del frío, incluyendo la influenza y “Coronavirus” (COVID-19), la Dirección de Salud emitió algunas recomendaciones que permiten reducir el riesgo de contagios.

Zénen Vicente Padilla Juárez, titular de la dependencia destacó el compromiso que tiene el Gobierno de la Ciudad con la población para que la gente no se enferme durante esta temporada invernal.

“Con el inicio del brote de influenza estacional, la gripe y el COVID-19, se ha detectado mayor aumento de casos de estas tres enfermedades cuyo síntomas con similares y que representa un incremento de la ocupación hospitalaria, es por eso que estamos pidiendo a la gente que se mantenga en su domicilios y que si sale que tome todas medidas sanitarias pertinentes”, dijo.

Agregó: “Quedarse en casa es la mejor opción para inhibir el contagio, también cuidar a las personas vulnerables, proteger a los enfermos, ancianos, niños menores de cinco años y a los diabéticos e hipertensos que son los más propensos a enfermarse en el invierno”.

Es necesario que cuando alguna persona tenga algún síntoma de resfriado, dolor de cabeza, dolor de pecho, dolor de articulaciones, fiebre, diarrea, vómito, pérdida del sabor y el olor, así como debilidad y náuseas a que se acerquen a un hospital o clínica para ser valorados y atendidos, exhortó.

Señaló que los niños y personas mayores de 60 años, así como los obesos, diabéticos, fumadores, alcohólicos o hipertensos, deben ser abrigados de manera correcta, no exponerlos al aire helado, además de mantenerlos bien alimentados y que consuman muchos jugos de frutas con alto contenido de vitamina “C”.

Otras de las medidas preventivas que deben ser acatadas para evitar enfermarse, son: Tomar sana distancia entre las personas, lavarse las manos de manera constante, el uso de cubrebocas obligatorio, usar gel sanitizante, evitar conglomeraciones de gente y las fiestas y no salir de sus casas al menos que sea altamente necesario.