Nogales, Sonora. 09 Noviembre 2020- El Gobierno de la Ciudad, por conducto de la Secretaría de Infraestructura, Desarrollo Urbano, Obras Públicas y Ecología, ha convocado a un curso de capacitación dirigido a los encargados de los diversos “yunques” a fin de mejorar la disposición de los automóviles “chatarra” y sus derivados para que no contaminen la ecología.
El taller será impartido de manera gratuita a todos los “yunqueros” los días miércoles 18 y jueves 19 del presente mes, de tres a cuatro de la tarde, en el salón de juntas del H. Cuerpo de Bomberos Voluntarios “Gustavo L. Manríquez” en donde los expertos estarán exponiendo sus enseñanzas en el tema del manejo de los vehículos en desuso o “chatarra”.
El Gobierno Municipal está sumamente interesado en el cuidado y protección del medio ambiente y preservación del entorno ecológico y por ello, el Departamento de Ecología que depende de la Dirección de Planeación del Desarrollo del Ayuntamiento, lanzó esta invitación para que los encargados o propietarios de esta clase de negocios acudan a esta capacitación que será totalmente gratuito.
Señaló que el curso comprende cuatro sesiones presenciales con grupos reducidos y cumpliendo con las normas sanitarias impuestas por las autoridades de salud a causa de la pandemia de “Coronavirus” (COVID-19).
Resaltó que durante estas enseñanzas se les entregará a cada uno de los asistentes un manual de operación de los “yunques” que les servirá de consulta rápida acerca de las medidas que deben tomar en el manejo de los carros “chatarra” y sus derivados.
“Es preocupación del alcalde Jesús Pujol Irastorza el tema del medio ambiente y la ecología, por eso estamos realizando diversas actividades enfocadas a las formas de cómo cuidar que el entorno ambiental no se contamine y primeramente daremos este curso gratuito a los “yunqueros” para luego involucrar a otros rubros del comercio”, dijo Adriana Guerrero, de dicho departamento.
Este programa denominado “Capacitación para el Manejo Correcto de Vehículos de Desecho” que incluye técnicas ecológicas y sustentables adecuadas que permitan que operen sin impactar negativamente el medio ambiente, tales como la disposición final de las llantas de desecho, aceites y plástico que son muy comunes encontrar tirados en esta clase de espacios, explicó.
“Nosotros queremos tener una ciudad llena de vida, sin contaminación y que los mantos acuíferos tengan la suficiente agua para abastecer a la población y una de las tareas es precisamente inhibir la contaminación de la tierra y el aire”, indicó.